EL VIERNES EN MUNDAKA

Aunque el parte no era malo del todo, sin mareas muy vivas y la barra algo tocada, no fue nada tampoco del otro mundo.